Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de wolf horokeu usui
Mar Mayo 16, 2017 1:29 am por Ruan Arjurik Minford

» ficha añskdjf(?) ajem -w-7
Miér Feb 22, 2017 12:16 am por Ruan Arjurik Minford

» No hay tiempo que perder (Gajeel Redfox)
Lun Abr 04, 2016 8:18 pm por Gajeel Redfox

» Afiliacion elite resistanceunison
Sáb Abr 02, 2016 8:18 pm por Invitado

» AngieeRenders Foro | Afiliación Normal
Vie Mar 25, 2016 10:19 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Cambio de botón - élite]
Vie Mar 25, 2016 12:08 pm por Invitado

» Love live! Next Gen -Afiliación Normal-
Vie Feb 19, 2016 2:42 pm por Invitado

» Tales of Crassis Kingdom (Afiliación Normal)
Dom Feb 14, 2016 8:04 pm por Invitado

» [Normal] Hero Association -One Punch Man Rol-
Dom Feb 14, 2016 7:04 pm por Invitado

El skin de style Blue es del creador Shoei, quién es el webmaster Keisuke Bishamon, esté skin fue diseñado única mente para este foro de Fairy Tail, si se nota algún robo o algo se denunciará (¡Se original!). Las imágenes usadas aquí, no son del staff, excepto algunos dibujos que hayan creado u algo, mientras lo demás no es de nosotros, se agradece ah: Google, ZeroChan, Deviantart y a sus dibujadores de fan art. El anime y manga donde estamos usando la temática es de Fairy Tail del creador: Hiro Mashima-sama. La historia donde estamos situada es del manga/anime, no obstante tiene algunas modificaciones y cosas agregadas. Las imágenes usadas aquí (editadas) son del foro, básica mente nos pertenece de está manera, si lo tomas es robo, puedes tomarlas de algún lado y hacer tu propias modificaciones, ¡Se autentico!, las tablillas usadas del foro también son de Shoei a excepciones las que salgan tablillas con otro crédito que no sean de él. Agradecemos también a FA (ForoActivo) sin ellos no hubiera posible esto ¡GRACIAS!.

Incendio forestal [Libre]

Ir abajo

Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Alex Zeik el Dom Sep 20, 2015 7:18 pm

Era una noche normal, si, normal hasta ese momento. Desde mi llegada a Oak, otro de mis destinos en la semana de vacaciones que me dio el maestro, el día había transcurrido muy tranquilamente, pasee por allí y me dedique básicamente a hacer de turista. Compre algunos recuerdos, comí en los restaurantes y locales que me iba encontrando por allí y una vez llegada la noche, reserve una habitación en una pequeña posada de la ciudad. Había sido un día perfecto, de aquellos que Sting me había recomendado. Sin preocupaciones, sin grandes emociones. Ni combates ni entrenamientos, solo un día de relajación que aprovechar para recorrer la ciudad y despejarse un poco, sacarse de la cabeza todo lo relacionado con la magia y disfrutar de un día como una persona normal. Aunque en un principio no me gustara la idea, ya comenzaba a verle el lado bueno.

Me encontraba tendido en la cama de la habitación, recostado boca arriba con brazos y piernas extendidos hacía cada esquina de la cama. No estaba precisamente cansado, pero quería disfrutar de la comodidad de la cama y la relajante oscuridad y el silencio que se apoderaban de la habitación. Cerré los ojos y me dispuse a descansar, bueno, lo hice cuanto pude, pues en unos pocos segundos una fuerte luz proveniente de fuera me hizo abrir los ojos de nuevo, percatándome de que esta ingresaba por la ventana principal de la habitación que se encontraba a un lado de la cama. Me levante de la cama medio soñoliento, acercándome a paso lento a la ventana para, al mirar por ella hacía afuera, ver cómo no muy lejos de allí, el bosque que rodeaba la ciudad se encontraba completamente en llamas. Mis ojo visible se abrió como plato por un segundo, segundo que tarde en tomar mi chaqueta del respaldar de una silla que había en la habitación, ponérmela y salir corriendo fuera de allí, apresurándome a salir de la posada para dirigirme a toda velocidad hacía la zona del incendio.

Saltaba de tejado en tejado, atravesando la ciudad en tiempo record hasta llegar al bosque que la rodeaba, el cual se encontraba siendo consumido por las llamas. Salte desde el tejado de la última casa, impulsándome en el aire para caer justamente en el centro del incendio, absorbiendo parte del fuego en el camino que formo una espiral con mi boca como epicentro mientras me lo comía, y con ello apagaba algunos de los árboles de mis alrededores, pero solo unos pocos- Joder, esto tomara rato -solté al aire mientras seguía devorando cuantas llamas se me pusieran en frente, y al mismo tiempo me mantenía atento por cualquier cosa que pudiera pasar. Un incendio así no se formaba solo, no era natural y menos en una noche tranquila como esa. Alguien debía de haberlo provocado, y ese alguien no podía estar muy lejos de allí.

Y yo que quería pasar un día entero en tranquilidad, pero claro, los problemas me seguían sin importar donde fuera. Era curioso ver cómo donde yo me encontraba, siempre algo sucedía para mantenerme ocupado. Sea una persecución, un pleito, un asalto, siempre había algo que me imposibilitaba el poder relajarme. Aunque bueno, siendo sincero ese detalle era algo que no me disgustaba, pues estar relajado y tranquilo... lo lamentaba mucho por el consejo de Sting, pero no era lo mío. Estaba más relajado metido en el centro de un incendio que recostado en una cómoda cama, ssí era yo y lamentablemente unas vacaciones no me iban a cambiar.


avatar
Alex Zeik
Rango A
Rango A

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Vanya Wolves el Mar Sep 22, 2015 7:22 pm

No se podía creer que tuviera que estar de nuevo en aquel lugar, al final se iba a acabar acostumbrando a Oak, había tenido que ir aquella semana ya dos veces, no era como si a la joven de cabellos rosados no le gustara tener algo que hacer entre manos, pero si que le molestaba un poco tener que ser siempre en aquel lugar, sus labios se apretaron pues esta vez solo la habían enviado a recoger una carta, estaba claro que por su nivel y por su poco tiempo en aquel gremio aun no podía hacer mucho más, pero era demasiado a su entender que solo la enviaran por una carta, en su rostro se podía ver como el ceño estaba fruncido agitando la carta de un lado a otro intentando abanicarse con esta, después cuando llegara de nuevo al gremio intentaría quejarse por aquello, pero ya no tenía más opción, la noche la había atrapado y tampoco iba a volver a oscuras, la única opción era quedarse en aquel lugar a descansar, con aquel enojo que necesitaba quitarse de alguna forma, aquella noche si no le reclamaba a alguien lo que sentía no podría dormir y lo sabía, como era natural en aquellas condiciones solo había algo que podía hacer, quedarse en una posada, cuando llego a aquella habitación dejo caer la carta en una mesa antigua de madera mientras ella se lanzaba a la cama dejando aquellos orbes rosados en la parte superior, observando aquel techo detenidamente, cada mancha que este tenía, cada peculiaridad que este pudiera tener dejando que se grabara en su memoria, haciendo de esta forma que poco a poco por lo aburrido que era solo hacer aquello sus orbes rosados comenzaran a cerrarse.

En cuestión de segundo los ojos de aquella joven maga estaban totalmente cerrados, su cuerpo se movió un poco para que quedara de lado, haciendo que sus manos se convirtieran en un lugar donde apoyar su mejilla, sus piernas se mantenían recogidas, como si alguien estuviera sentado en la parte inferior de la cama, era un mal hábito que tenía pero no podía ignorar este de la noche a la mañana, cuando por fin había alcanzado el sueño una luz golpeo justo en los ojos de aquella joven, haciendo que se moviera de un lado a otro, procurando que aquella luz desapareciera de alguna forma levantado su cuerpo en un sobresalto de aquella cama solo cuando comprendió que por mucho que se moviera no iba a lograr que aquella luz de apagara, sus pasos aun medio adormilada la condujeron a la ventana, por la cual entraba aquella luz pasando sus manos por su rostro intentando limpiar esta un poco, parpadeando un par de veces, en aquel momento como se acababa de levantar del sueño no veía demasiado bien, de aquella forma podría hacer que todo volviera a verse con la misma claridad de siempre dejando que su mano tras esto se apoyara en su mejilla mientras su codo quedaba en el marco de aquella ventana, inclinando de esta forma un poco el cuerpo dejando que la otra mano se quedara contra el cristal de aquella ventana observando como el fuego devoraba poco a poco los árboles de aquel lugar, pensando en un principio por el sueño que aun tenía encima que se tratab de alguna ilusión de su mente -Parece que se esta quemando- susurro dejándose caer de nuevo a aquella cama cerrando los ojos solo para después de algunos segundos con los ojos serados se levantara con rapidez mirando de nuevo por aquella ventana dejando escapar un leve grito al darse cuenta de que estaba pasando de verdad -¡se esta quemando!- fue lo siguiente que dijo cogiendo aquella carta de nuevo de donde la había soltado, no la podía dejar allí aunque era más peligroso que se la llevara con ella.

Tardo bastante en pensar que haría con aquella carta, no quería que se quemara, pero si la dejaba en aquella mesa tenía el presentimiento de cuando volviera a aquella posada ya no la encontraría, por eso se la guardo entre aquellas prendas que llevaba, comenzando a correr por las calles hasta llegar a aquel bosque sintiendo como su pecho subía y bajaba, moviendo su cuerpo de un lado a otro sin saber bien que debía de hacer, tal vez debería de coger un poco de agua con un cubo o algo así, si pensaba bien no tenía ningún Espíritu que le fuera útil en aquel momento, tal vez solo podría usar al que le dejaba con el cuerpo inmóvil, que controlara sus movimientos, pero eso solo servía para esquivar, así que no era la mejor opción ,en aquellos momento no podía hacer nada más que intentar hacer que al fuego alcanzara agua, justo cuando estaba dispuesta a usar si era necesario sus propias manos para mantener aquel fuego a raya, cuando observo como este iba desapareciendo poco a poco, como perdía intensidad, dejando que sus orbes se abrieran como platos, al final no había servido de nada y eso hacía que se molestara un poco, movió su cuerpo entre aquellos árboles, tal vez no había logrado apagar aquellas llamas, pero no podía ir de nuevo a la posada sin saber que había pasado, no creía que aquel fuego hubiera empezado solo y tal vez no había podido hacer nada contra las llamas, pero si que podía hacer algo contra la persona que había empezado aquello, debía de estar loco o quizás loca, pues no sabía si se trataría de un hombre o una mujer el que había tenido la brillante idea de quemar un bosque o simplemente al que le gustaba la idea de incendiar todo aquel lugar, al pensar en ello, en el fuego y en el incendio solo una cosa se le venía a la cabeza Natsu, aquel chico podía controlar el fuego ¿no? o algo así, era como un dragón, pero no esperaba que se lo volviera a encontrar en Oak, de nuevo, aquello sería demasiada casualidad.

Sus pasos se movían por aquellos árboles, atenta a todo lo que se pudiera encontrar para hacer un ruido de crujir al pisar un palo seco, cerrando los ojos dejando ver en su rostro una mueca de preocupación, aquello lo habría podido escuchar alguien, tendría que tener mucho cuidado desde aquel momento o eso pensaba, sin embargo por el momento de tensión, por la preocupación de volver a hacer un ruido tan fuerte se quedo quieta, dejando que aquel zapato se mantuviera sobre aquel palo que había roto, sintiendo como poco a poco su pecho volvía a subir y bajar sin descanso, ¿ahora que iba a hacer? ¿debía de moverse? ¿debía de seguir quieta? Podría haberla escuchado el causante de todo aquello y haber huido o también existía la posibilidad de que al haberla escuchado en aquel momento la estuviera buscando, lo que significaba que hacía mal al quedarse quieta, sin embargo en aquel momento Vanya se encontraba totalmente bloqueada, su cuerpo no le hacía caso, tantas ideas, tantas posibilidades, solo esperaba que el sonido no hubiera sido tan fuerte, de alguna forma esperaba que no la estuviera buscando, pues en ese caso estaría en desventaja labios apretados, uñas agarrando con fuerza la madera de un árbol, aquel tronco, sin importarle que estás se le pudieran romper, mientras que sus ojos se mantenían cerrados - genial -susurro para si misma moviendo la cabeza de un lado a otro- vamos, muévete, cambia de lugar -estaba hablando con si misma, pero en aquella situación sentía que era lo único que podía hacer para volver a tener el control de su cuerpo, lo peor de aquella situación es que la joven podía sentir como de nuevo el fuego que no había sido apagado se acercaba a su cuerpo, todo aquello debía de ser una broma, podía ver como aquellas llamas se acercaban poco a poco, haciendo que se pusiera más nerviosa y por ende que su cuerpo siguiera así de inmóvil.  
avatar
Vanya Wolves
Rango E
Rango E

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 16/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Alex Zeik el Mar Sep 22, 2015 10:07 pm

La enorme espesura del bosque, siendo devorada rápidamente por las llamas, no era un paisaje muy bonito de ver, menos cuando estabas tan cerca. Animales corrían de un lado a otro, los más grandes chocándose entre sí en la desesperación por escapar del fuego que consumía todo cuando se le pusiera en frente. En momentos como ese era consciente del poder de aquel elemento, capaz de quemar y desaparecer bosques enteros en tan solo unas horas, minutos tal vez. Todo lo que dejaba atrás era solo cenizas y la tristeza de quienes perdieron todo en su ataque, los desafortunados que no fueron capaces de confrontar la inmensidad de su poder destructivo. Podía sonar bastante estúpido en su momento, pero me sentía afortunado de ser inmune a él. La capacidad de poder caminar entre las llamas sin quemarse era una que pocos podían disfrutar, y me sentía en extremo tranquilo en momentos como ese al saber que yo era uno de esos pocos. Fuera como fuera, no me iba a quemar, y esa era un tranquilizante bastante importante a la hora de adentrarse en un incendio para tratar de ayudar a apagarlo.

Por esa razón podía estar como estaba, caminando tranquilamente entre las llamas y ramas quemadas que cubrían gran parte del bosque. No me había alejado mucho de la ciudad, lo primero era eliminar el peligro de que el fuego llegara a Oak y luego ya me encargaría de apagar el resto del bosque, o al menos ayudar en ello. Era complicado caminar, pues el suelo de ramas quemadas cada tanto daba la sorpresa de romperse por haber pisado alguna rama ya muy carcomida por las llamas, así que debía de ir con cuidado de no terminar tropezando mientras me concentraba en comer el fuego que consumía los arboles a mi alrededor. Me pasee por toda la zona del bosque que rodeaba la ciudad, tratando de apurar el paso para poder seguir a la siguiente zona y evitar que mucho más del bosque fuera consumido. Cuando que quise dar cuenta ya solo quedaba una zona de la cercana a la ciudad y ya me estaba dirigiendo a esta, era la última antes de tener que meterme donde las llamas brillaban más fuerte, más hacía el centro del bosque donde el incendio parecía haber nacido

Cuando las llamas volvieron a ser visibles, me apresure a llegar a estas para comenzar a devorarlas sin frenarme un segundo. Seguro después de todo eso no tendría hambre en varios días, pero varios- Venga, ya queda poco -decía mientras me llevaba todo el fuego que podía a la boca, amontonándolo con mis manos para que no se escapara nada- ¿Dónde andarán quienes provocaron todo esto? -hablar con la boca llena no era de muy buena educación y lo sabía, pero en teoría era fuego, no comida... o bueno, no lo era para todo el mundo. La duda sobre quien habría provocado todo eso aún me mantenía atento, pues estaba convencido de que ese incendio no había sido uno generado naturalmente, por algún rayo o algo similar, era ilógico pues el cielo estaba completamente despejado, ni una nube había que pudiera generar un rayo. Era muy extraño, demasiado.

De repente el sonido de una rama romperse me saco de mis cavilaciones, mirando a todos lados por un simple reflejo al haber sido sorprendido así. Enfoque mi mirada en un punto frente a mí, lo que parecía ser el tronco de un árbol siendo sujetado por alguien- ¿Qué demonios hace alguien metido en este lugar? -me preguntaba, aunque yendo al caso yo también estaba allí, así que existia la posibilidad de que también fuera un mago o un civil intentando ayudar a apagar el fuego, o por otro lado que se tratara de alguien que se perdió y no sabía dónde ir entre tanto fuego. Fuera quien fuera, el fuego se estaba acercando a él/ella y bastante rápido, así que tuvo que dar dos pasos bastante largos para llegar a su lado, cubierto por las llamas que aún no me comía, y proceder a devorar el fuego que amenazaba con acercarse por demás a ella. Si, ella, según podía ver, una vez el fuego fue consumido, era una chica de curioso cabello rosa- Oye ¿Qué haces por aquí? -le pregunte, pinchándole el hombro con el índice de mi mano izquierda para llamar su atención y que me mirara- Es peligroso que estés entre todo el fuego si no te gusta su sabor -le dije mientras continuaba masticando las llamas que tenía en la boca, hasta que finalmente las trague, soltando un pequeño suspiro de alivio y satisfacción- Dios, podría pasar todo el día comiendo esto -pensé en voz alta, palpándome el estómago por sobre la ropa. Definitivamente no tendría hambre esa noche, esa noche ni en todo el día siguiente.

Me mire un segundo las ropas, mientras esperaba una respuesta, suspirando al notar que estaban cubiertas de cenizas. No se notaba demasiado, básicamente porque el pantalón y la chaqueta eran negros, pero en la remera de color rojo oscuro que llevaba bajo la chaqueta si era más notorio, ni pensar en la bandana verde que mantenía mi cabello bajo control, de seguro esas dos prendas estarían más que opacadas por las cenizas. Lo que me consolaba era que tanto los zapatos y el parche eran negros también, así que dentro de todo no se tenía que notar tanto la cantidad de ceniza que llevaba encima.


avatar
Alex Zeik
Rango A
Rango A

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Vanya Wolves el Miér Sep 23, 2015 5:14 pm

Jadeos, sin descanso, movimientos involuntarios de su cuerpo, lo que significaba un temblor por sentir más cerca de ella aquellas llamas, sin poder moverse, ¿Porque su cuerpo no le hacía caso? ¿Porque había dejado de obedecerla tan de repente? ¿Acaso había sido por el sonido de la rama junto aquellas llamas? Tenía miedo o por lo menos su cuerpo sentía miedo, seguramente porque se imaginaba lo que iba a sufrir si las llamas la alcanzaba, aquello era lo más seguro de porque su cuerpo no se movía, tal vez ya había aceptado lo que le iba a pasar, sin embargo la joven de cabellos rosados no tenía la misma idea, no era así, su personalidad no se daría por vencida, aun tenía que entregar aquella carta que tenía entre las prendas, sus labios se apretaban, haciendo más fuerza con sus manos, esperando que sus piernas se movieran como le había estado ordenando, dejo escapar un pequeño suspiro al no poder hacer nada, por mucho que quisiera levantarse si su cuerpo no le hacía caso entonces no había nada que pudiera hacer más que esperar que aquellas llamas llegaran hasta ella, sus orbes se cerraban con más fuerza, pues no quería ver como aquel fuego se acercaba a su cuerpo, ya era suficiente con hacer que sintiera aquel calor en su cuerpo, para tener que ver también como lenta pero inevitablemente se acercaba. Cabeza apoyada contra aquel ronco, dejando que su frente se mantuviera apoyada en aquel árbol, la corteza al movimiento se iba desprendiendo dejando que sus prendas se llenaran de esta.

Su rostro se giro con rapidez dejando que viera lo sobresaltada que estaba por aquel toque, le había cogido de imprevisto, sentía como su corazón latía sin parar por aquello dejando que su rostro por mero instinto se moviera de un lado a otro buscando las llamas que la estaban rodeando, ya no estaban, sin embargo eso no quitaba que aun aquel bosque estuviera ardiendo, simplemente aquella zona que estaba más cerca de la ciudad ya no tenía peligro, sus labios se mantenían levemente abiertos por la sorpresa ¿como es que aquellas llamas ya no estaban? Su cuerpo comenzó a mover al ver que no corría peligro alguno dejando que sus brazos al reaccionar de una vez se cruzaran mostrando el ceño fruncido rodando un segundo los ojos por aquello - ¿De verdad? ¿Es peligroso estar entre el fuego? No me digas, no tenía ni idea -comenzó a ser tan sarcástica como solía ser siempre, mirando de mala manera a aquel chico ¿le estaba tomando el pelo? El fuego no se podía comer, ¿como podía decir que se podría pasar todo el día alimentándose de aquellas llamas? ¿Era idiota? Bueno la respuesta a aquella pregunta la joven de cabellos rosados ya la sabía, era afirmativa, seguro solo estaba jugando con ella, espera ¿que estaba haciendo allí? ¿Acaso era él quien había comenzando aquel incendió? Solo para poder comer ¿era en serio? ¿Alguien podía hacer eso? no confiaba en aquel chico a decir verdad, además que la había ayudado, jamás necesitaba ayuda, sola podía, tarde o temprano hubiera logrado escapar de aquella situación, estaba enojada a la vez que agradecida, pero jamás le mostraría a una persona que no conocía de nada aquel sentimiento de gratitud, es más lo único que aquel chico tendría a cambio de haberla ayudado a que su cuerpo se moviera de nuevo serían gritos, junto aquel rostro rojo por la rabia.

Su cuerpo se movió comenzando a caminar al rededor de aquel joven revisando a este, dejando que en su cabeza se grabara a la perfección aquella silueta apartando la mirada después de tener a aquel extraño personaje gravado en su memoria dejando escapar un chasquido de lengua - ¿y? ¿Me vas a decir quien eres? ¿O acaso eres demasiado cobarde? ¿Que pasa? ¿Te atreves a quemar un bosque pero no eres capas de enfrentarte a una chica? -comenzó a acusarle sin dejar que hablara, formulando preguntas sin descanso, como si estás se trataran de un arma, sin dejar que aquel chico tuviera la más mínima oportunidad de explicarse, ella creía que aquel joven de cabellos pelirrojos había sido el causante de todo, así que le importaba bien poco si ahora la estaba ayudando, sino ¿que otra razón tendría aquel chico para estar allí? Estaba también lleno de cenizas ¿acaso se creía que era tonta? no iba a permitir que se saliera con la suya, sin perder más tiempo alzo la cabeza hasta dar con el rostro de aquel joven dejando que viera lo molesta que estaba con él mostrando una mueca de desagrado por esto, como si hubiera deseado quemarse a tener que verle, a encontrárselo en aquel bosque, labios apretados por el centro dejando ver sus dientes en los extremos mordiendo con tal fuerza su labio inferior que de su comisura comenzó a caer el líquido carmín agarrando de la camisa a aquel joven, era demasiado alto, otra cosa por la cual odiarle, por lo cual poder quejarse. Aquella joven hizo un poco de fuerza para hacer que se inclinara un poco y quedara de aquella forma más cerca de su rostro -¿Te parece divertido quemar un bosque? ¿Cual es tu problema? ¿Acaso no has tenido en cuenta que alguien podría haber salido herido? -poco a poco su voz fue alzándose según hacía las preguntas comenzando a ponerse roja por lo enojada que estaba, estaba a punto de explotar solo por una equivocación - Ya estás apagando todo el fuego-
avatar
Vanya Wolves
Rango E
Rango E

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 16/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Alex Zeik el Miér Sep 23, 2015 6:33 pm

Sabía que las reacciones de la gente ante el peligro podían ser muchas, tantas como para las sorpresas, dependiendo de qué tipo sean, pero lo que si no me esperaba fue la reacción de aquella chica ante mis palabras y acciones. Cualquiera pensaría que al haberla salvado de terminar quemada se mostraría agradecida, o al menos no tan violenta como se estaba mostrando. Ese tono sarcástico con el que me hablo se me hizo especialmente asqueroso, seguido del pequeño... ¿Qué? ¿Reconocimiento? Que hacía al caminar a mi alrededor, mirándome de arriba a abajo con total impunidad. Cuando finalmente pareció grabarse cada centímetro de mi cuerpo en su mente se frenó, parada frente a mí y mirándome con una mueca de disgusto bastante obvia. Abrió la boca para hablar, haciéndome pregunta tras pregunta sin tener siquiera una idea de algo. Vamos que prácticamente me estaba echando la culpa del incendio, me acusaba de ser yo quien lo había provocado, cuando justamente yo fui el primero en llegar para ayudar a apagarlo. ¿Era una broma? Menuda tipa más precipitada, ni me dejaba responder a nada de lo que decía que ya me estaba echando más y más cosas en cara, llenándose la boca de preguntas estúpidas que ella misma se tragaría si al menos supiera la realidad de lo sucedido, pero no iba a ser yo quien se la contara, ni mucho menos, que ella buscara la realidad por su cuenta y luego se tragara sus palabras con pan.

Pero claro, tampoco me iba a quedar callado, no después de tanta acusación tras acusación. Le iba a responder, pero sin darle el gusto de mostrarme molesto, al contrario, podía decir lo que quisiera que me importaba más bien poco sabiendo que nada de eso era verdad, estaba completamente tranquilo- Disculpe señorita, creo que usted está confundida -le dije en tono calmado y sereno, sonriendo con levedad pese al poco espacio que había dejado la pelirosa entre nuestros rostros al sujetarme del cuello de la chaqueta, obligándome a mirar ligeramente hacía abajo al ser bastante más alto que ella- Pero está bien, le responderé a cada una de sus preguntas, en el orden en que las hizo -sonreí con mayor amplitud, mostrando mis afilados caninos mientras la tomaba de las muñecas, para que soltara mi chaqueta y así poder dar un paso atrás, mirando alrededor por un segundo mientras recordaba cuales preguntas me había hecho exactamente, y en qué orden- Si, le diré quien soy, mi nombre es Alex y no, no soy ningún cobarde, puede confiar en mi palabra -comencé a responder sus preguntas, sin borrar esa pequeña sonrisa de mi rostro- Yo no cause el incendio, y si, si soy capaz enfrentar a una chica -incline la cabeza a un lado y cerré mi ojo visible mientras sonreía, queriendo parecer lo más inocente posible solo para picarle la moral a aquella pelirosa

No estaba molesto, no, para nada, cosas como esa era muy difícil que llegaran a molestarme de verdad. Solo quería mostrarle a la chica su error para que ella misma se tragara las preguntas que había hecho, que se diera cuenta de que había hablado sin fundamento alguno, hablar por hablar y querer tener la razón sin tener absolutamente ni idea de lo que había pasado ni de quien era yo- ¿Y que seguía? Ah, si ¿Lo de los bosques, no? -la mire, llevándome la mano derecha al mentón para hacer parecer que estaba pensando en ello- Pues no, no me parece para nada divertido quemar un bosque y por eso no lo hago, al contrario, estoy intentando apagarlo -la mire, bajando mi mano de nuevo al costado del cuerpo, y mi sonrisa desapareció, mostrando un rostro serio como pocas veces solía hacer- Y muchos menos seres vivos saldrían heridos si no me hubiera frenado a ayudar a una desagradecida que luego se puso a preguntarme cosas de las que no sabe, ahora me voy a ver si puedo apagar el resto del incendio y encontrar a quienes lo causaron, de nada por evitar que te quemaras y fue un disgusto bastante grande conocerte, chica de cabello rosa -me acerque y le di un pequeño toque en la frente con mis dedos índice y medio a la vez, girando sobre mí mismo para darle la espalda mientras echaba a correr hacía la zona del bosque que seguía siendo consumida por las llamas, pensando en qué más podía hacer en lo que llegaba gente a ayudar a apagar el fuego.

No podía negar que había quedado algo picado por lo sucedido con aquella chica, pero no tenía tiempo de seguir discutiendo. Había un incendio en proceso de ser apagado y cada segundo que perdía con ella era un posible animal que moría quemado, o un árbol que caía, consumido por las llamas. En lo que menos me podía distraer era discutiendo con aquella pelirosa que nada sabía de mi ni de lo que estaba haciendo, sino que solo tiraba sus suposiciones como si fueran verdades absolutas e indiscutibles. Solo esperaba que con mis palabras se hubiera dado cuenta de su error, porque si no en verdad esa chica era muy testaruda, demasiado.


avatar
Alex Zeik
Rango A
Rango A

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Vanya Wolves el Jue Sep 24, 2015 2:04 pm

Aquella joven se hubiera quedado mucho más tiempo en aquella posición si a su sentido del olfato no hubiera llegado el humo, se había olvidado por completo que aun quedaban bastante llamas que debería de ayudar a apagar de alguna forma, no solo eso, también tenía que asegurarse de que el causante de todo no se salía con la suya, seguía desconfiando de aquel joven pues era el más sospechoso, en primer lugar podía comerse aquellas llamas y en segundo lugar estaba en mitad del bosque, no necesitaba más pruebas para creer que aquel chico había sido el causante aunque en realidad se estuviera equivocando, tampoco iba a aceptar que se había equivocado, no es como si esta joven de cabellos rosados fuera a simplemente disculparse o admitir su error porque el joven le explicara, después de todo era su culpa por no haber especificado desde un principio que era lo que estaba haciendo allí, además de que se veía muy sospechoso con aquellas prendas, así que hubiera sido el error de aquel joven de cabellos rojos por no aclarar que era lo que estaba haciendo allí -Ahora no tengo tiem... - se corto a si misma antes de continuar con lo que le tenía que decir a aquel chico, abriendo los ojos al escuchar al mayor ¿Como que estaba equivocada? ¿A que se refería? Ella no estaba confundida estaba bastante seguro de que debía de ser él quien cuso todo aquello, dejo salir un pequeño quejido por ser agarrada de las muñecas sin previo aviso dejando que se apartara acariciando aquella parte que había estado agarrada, intentando estar lo más atenta a todo lo que aquel pelirrojo tuviera que decir, no esperaba que fuera a responder a sus preguntas, tal vez solo debía de haber hecho más, de seguir hablando para que no hablara.

Siempre había creído que cuando a una persona se le descubría en lo que esta había hecho, solía quedarse callada, aunque aquel pelirrojo no parecía tener ningún tipo de problema en responderla, sin lugar a duda aquel chico era bastante raro, su desconfianza más de una vez le había llevado por el camino erróneo a aquella joven, parecía que aquella vez también se había equivocado al desconfiar de los demás pero no era su culpa, en su pasado ya había tenido que pasar suficiente como para ahora poder confiar tan libremente en los demás, ya le habían mostrado lo que pasaba cuando confiabas demasiado rápido en las personas, siempre había que desconfiar de esta, eso la de cabellos rosados ya lo tenía más que asumido, su cabeza se movió con lentitud hacía un lado al escuchar aquel nombre ¿Porque se lo había dicho? ¿Era alguna clase de idea para que la joven pensará que de verdad no había sido él quien había incendiado aquel bosque? Debía de ser una mentira, no era su verdadero nombre seguro, porque si así era entonces ¿que estaba haciendo en aquel lugar? sus labios se movieron a punto de pronunciar palabra, comiéndose esta al seguir escuchando a aquel joven pelirrojo, ¿se había equivocado? ¿Tanto se había metido en un error? Había hecho que perdiera tiempo, ambos podrían haber acabado con gran parte de las llamas si simplemente hubiera esperado antes de acusar a aquel joven, se sentía algo avergonzada por aquello, pero no le iba a pedir perdón y mucho menos iba a retirar aquellas acusaciones, aun quedaba la posible acción de aquel joven, que admitiera que había sido el que había empezado aquello así que Vanya decidió dejar de momento aquello, su lengua chasqueo por lo último, la había molestado, no necesitaba su ayuda, nunca se la había pedido, así que tampoco tenía porque quejarse de aquella forma.

Ella estaba segura de que tarde o temprano iba a poder volver a mover su cuerpo, así que en realidad lo que había hecho era ayudar a que las llamas no alcanzara la ciudad, no se iba a quedar callada, alzo la cabeza en un momento para poder ver a aquel chico moviendo sus labios sin lograr que sus palabras salieran por aquel suave toque en su frente haciendo que su cuerpo retrocediera un paso, no se lo podía creer -Oye -alzo un poco la voz antes de ver como salía corriendo para seguir apagando aquellas llamas, ella también quería ayudar, necesitaba algo con lo cual poder llevar el agua hasta donde estaban las llamas, tal vez tardaría bastante en ir a recoger el agua y llegar a las llamas pero esperaba que aquel chico hiciera lo que le había dicho, sus labios se apretaron dejando ver el ceño fruncido, no podía dejar las cosas así, iba a devolver lo que le había dicho, simplemente porque la había molestado, tal vez eso no era lo que el joven pretendía pero ahora no iba a parar solo por que fuera  a apagar las llamas, podían hacer las dos cosas a la vez, a no ser que el pelirrojo no fuera lo suficiente inteligente como para hablar mientras intentaba devorar aquellas llamas que entonces la joven de cabellos rosados se reiría de este por aquel hecho, su cuerpo se movió persiguiendo a aquel joven - ¡OYE! - Volvió a repetir esta vez alzando todo lo que podía la voz intentando alcanzar a aquel joven, pero por mucho que corriera parecía que por la altura de aquel chico sus pasos eran más largos lo que por ende significaba que aquella joven se mantenía a una distancia algo alejada de aquel chico, lo suficiente como para poder verle y perseguirla, la suficiente como para que el pelirrojo mayor la escuchara pero no para que pudiera agarrarlo.

Su pecho volvía a sentir la presión a penas y podía respirar por aquel humo así que ahora le costaba mucho más mantener la respiración a la perfección, su pecho subía y bajaba sin descanso, agarrando todo le aire que podía llevar en aquel momento en sus pulmones que no fuera aquel humo y el querer responder a aquello con lo cual el joven la había alterado solo era peor, pues las ansias no podían amortiguarse - No es mi culpa que vistas como si fueras el causante de esto, estás lleno de cenizas y además también a sido un disgusto conocerte Alex, aunque yo no soy "chica de cabellos rosa" tengo un nombre Vanya ¿lo has comprendido? - se quejo apartando la mirada sin parar de correr, aquella mirada no tardo mucho en volver hacía donde se dirigía aquel pues si algo era aquella joven, era ser obstinada, perseguiría a aquel chico solo para quejarse, en pocas palabras aquel joven tendría que soportar mucho aun de Vanya, además ella también estaba buscando a los que se le había ocurrido comenzar aquel incendio, sin contar que la de cabellos rosas era la que más ganas tenía de tener una pequeña conversación con esos idiotas, si lo había dicho, idiotas, pues nadie que tuviera dos dedos de frente sería capas de ocurrirse una idea tan absurda.
avatar
Vanya Wolves
Rango E
Rango E

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 16/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Alex Zeik el Jue Sep 24, 2015 4:21 pm

En verdad muy pocas veces llegaba a picarme por algo, en la gran mayoría de los casos solía tomarme las cosas a juego y evitar, siempre que podía, entrar en alguna clase de conflicto. Era mi forma de ver las cosas; no valía la pena tomarse ciertas palabras en serio, si al final nada se resolvía al mostrarte enojado o afectado de alguna manera por lo que los demás digan. Básicamente iba por la vida sin que me importara ni un poco las palabras de los demás, yo hacía lo que me parecía bien a mí y que el resto se busque una almohada para gritar si estaban en contra. Pero esa chica... buff, esa chica en verdad estaba siendo muy pesada. Trate de dejarle las cosas claras de forma tranquila y calmada, para después poder irme de allí y dejar de perder el tiempo en una discusión que no llevaría a ningún lado, pero claro, no podía salvarme tan fácilmente. Solté un largo y pesado suspiro al escuchar su grito a mis espaldas, tratando luego de apurar el paso para dejarla atrás y que no siguiera con eso. Lamentablemente el terreno no se prestaba mucho a dejarme acelerar, así que tuve que comerme otra vez las palabras de aquella pelirosa que se identificaba como Vanya. Dios, en momentos como ese en verdad me preguntaba porque no tenía la habilidad de dejar muda a la gente por un rato.

Como era de esperarse, su excusa no fue la más brillante del mundo. Decir que creyó que yo había causado el incendio por las cenizas que llevaba en mi ropa era una tontería bastante grande, más que nada pensando en que situación nos encontrábamos- Mira Vanya, te explicare una cosa -le dije desde mi lugar, sin siquiera voltear a verla, subiendo un poco el tono de mi voz para que fuera capaz de escucharme a pesar de la distancia que aún nos separaba- Estamos a mitad de un incendio, aquí hay cenizas hasta en el aire que respiramos, así que no me vengas a querer meter como excusa el hecho de que mis ropas tengan ceniza encima -continuaba corriendo en dirección a las llamas y, cuando estuve lo suficientemente cerca, me frene, dando una gran inhalación que fue atrayendo las llamas hasta mi boca, donde terminaban por ser masticadas y tragadas- Hasta tú debes tener cenizas en la ropa, ¿O me equivoco? -después de tanto tiempo cerca del fuego era obvio que las cenizas se le pegarían, más aun pensando en todo lo que se levantaba del suelo mientras corríamos hasta ese lugar.

Avanzaba a un paso más lento, dándome el tiempo necesario para masticar y tragar todo el fuego que podía antes de intentar comerme más. La cantidad de llamas que tenía en frente era bastante grande y llevaría al menos unos minutos apagarlas, así que debía de frenarme y, en consecuencia, dejar que la chica me alcanzara. En lo que llevaba viviendo en el mundo de los humanos me había encontrado con pocas personas con la cual no congeniaba, pero muy pocas, en su mayoría criminales o gente con algún asunto encima que me tocaba atrapar en misiones, pero esa muchacha en verdad se estaba ganando un puesto entre las personas que no querría volver a cruzarme en un futuro. ¿Cómo podía ser tan testaruda? Le deje bien claro que no había sido yo quien inicio el incendio, y hasta me estaba viendo mientras trataba de apagarlo ¿Por qué no podía simplemente disculparse y zanjar el asunto de una vez? ¿Es que tanto le costaba admitir que se había equivocado?

- Oye Vanya, no es que me incomode tu presencia ni mucho menos, pero creo que deberías irte de aquí -le dije al terminar de tragar una buena cantidad de llamas, limpiándome con el dorso de la mano derecha una pequeña chispa de fuego que había quedado en la comisura de mis labios tras haber apagado varios de los árboles de la zona- La gente del pueblo de seguro vendrá con baldés de agua o algo para ayudar a apagar esto, ve y ayúdalos en eso, así harás algo de mayor provecho que estar aquí siguiéndome y continuando una discusión sin sentido -aunque sonara de cierta forma como si la estuviera subestimando, era la verdad, siguiéndome y continuando con la discusión no ayudaba en nada a que el incendio fuera apagado. Si se iba al menos podría ayudar con las medidas que tomaría la gente para combatir las llamas, y todo sea dicho, me dejaría buscar tranquilo a los sujetos que provocaron el nacer de las llamas en tan pacífico y tranquilo bosque. Tenía un par de asuntos que tratar con esos idiotas, asuntos que tenían que ver con mi puño incrustado en sus caras una vez por cada animal que había muerto presa del desastre que habían desatado.

El humo y la ceniza que había en el aire tampoco eran de mucha ayuda, bien yo podía soportarlos bastante por estar acostumbrado, pero si Vanya se quedaba por mucho más tiempo el oxígeno no le alcanzaría y terminaría por marearse o, en el peor de los casos, desmayarse por la inhalación de humo. Está bien que me haya picado bastante, pero no por ello me iba a quedar sin decir nada mientras ella podía estar corriendo el riesgo de salir herida. Entre tanto fuego y humo el bosque se había convertido en un ambiente no muy sano que digamos.


avatar
Alex Zeik
Rango A
Rango A

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Vanya Wolves el Dom Sep 27, 2015 3:34 pm

El humo, las llamas, la situación, estar corriendo, para cada vez que sus pies se levantaban del suelo junto a ellos se movieran las cenizas, pegándose poco a poco a su ropa, tal vez antes se le había pegado algo de estas en la camisa pero ahora que esta corriendo la mayor parte de sus prendas habían cogido un color negro lo malo es que se podían notar a la perfección aquellas cenizas lo que significaba que la joven no podría negar que tal vez era una escusa idiota, pero era verdad que se veía extraño, no era su culpa si el chico tenía un aspecto tan poco confiable, aunque también había que tener en cuenta que todos para la joven de cabellos rosados tenían un aspecto extraños, todos los que se acercaban a ella, pocos eran para su criterio confiable, tosió un poco pues sentía como poco a poco sus pulmones se llenaban de aquel humo, era peligroso que estuviera allí y lo sabía, pero eso no significaba que la joven menor fuera a retirarse, ella podía ayudar, es más estaba bastante segura de que haría mucho más si estaba dentro del bosque que desde fuera, tenía ideas y bajo presión era cuando mejor podía pensar, lo que significaba que cuanto más peligroso fuera para aquella joven estar en aquella situación, estar envuelta en llamas y estar rodeada de humo, que este se le aglomerada en los pulmones era perfecto, pues aunque pudiera sufrir algo como empezar a sentirse mareada o simplemente desmayarse era una de las mejores situaciones para que su cerebro comenzara a funcionar a la perfección.

Tenía que admitir que tal vez no fuera tan útil como lo era aquel chico, solo porque ella no podía alimentarse de aquellas llamas tampoco tenía ninguna llave que pudiera ayudarla a trasladar el agua más rápido hacía donde estaban las llamas, pero no por eso le tenía que ver como un ser en aquel momento que no podía hacer nada allí, su cabeza ya estaba comenzando a funcionar, pues cuanto más tiempo pasaba más le costaba respirar, cada vez que tocia intentando liberar sus pulmones de aquel humo sentía como si solo lo estuviera aprisionando, como si lo único que lograba al toser era que aquel humo se agarrara bien a sus pulmones, intentaba hacer pequeñas respiraciones, las suficientes para no quedarse sin aire, pero no tan seguidas como para que el humo pudiera estar más en su pecho, era cierto que aun no podía confiar en aquel joven pues seguía pensando que se veía de forma sospechosa a su entender pero eso no significaba que lo estuviera siguiendo para seguir con la discusión aunque que pensara eso de ella solo la molestaba, solo hacía que tuviera ganas de comenzar una nueva pelea, ella sabía cuando se había acabado la pelea, era su error no se lo tenía que recordar más, sus orbes rodaron un momento mirando a otro lado para chocarse contra aquel joven que había frenado tan de repente,  llevándose la mano a la nariz acariciando esta varias veces con unas pequeñas lágrimas saliendo de sus orbes rosados sus labios se movieron dejando escapar un pequeño quejido, aquello le había dolido -NO PARES TAN ..... -se cortó  a si misma al observar tantas llamas, no tenía tiempo, tenía que pensar más rápido, estaba bajo mucha presión y tampoco iba a irse, luego no se perdonaría a ella misma, estaría discutiendo el camino de vuelta, pues no soportaba cuando era un estorbo para los demás, movió su cuerpo un poco ignorando las palabras de aquel joven.

Tenía que pensar y si le escuchaba nada se le ocurriría, para que negar este hecho, tenía que irse de aquel lugar, necesitaba entrar en su mente para buscar una buena solución, sus orbes se cerraron comenzando a respirar de forma agitada, colocando su mano al rededor de su frente moviendo su cuerpo de un lado a otro, dejando que las cenizas se levantaran, de nada serviría si iba y ayudaba a los con cubos de agua, eso era demasiado pequeño, tardaría mucho, en ese tiempo el bosque ya abría sido una gran parte corroído por las llamas, aunque aquel chico se mantuviera comiendo llamas, se veía que no podía llevarse muchas a la boca, tal vez podía llamar a Kuro, él la podía ayudar a conseguir agua de forma más rápida, sus alas eran una gran forma de hacer que sobrevolara el bosque, desde arriba podía tirar agua, con un cubo, esta tal vez no fuera demasiada pero siempre era mejor que solo usar un cubo y comenzar a tirar este en una llama, asintió con la cabeza comenzando a correr hasta aquella posada, esquivando las llamas que se le ponían en el camino, dejando que algunas de aquellas ramas le rasgaran la ropa que llevaba en aquel momento, luego se preocuparía de eso, su rostro había cogido también algunas cenizas, lo que hacía que se opacara aquella piel blanca. Tardo un poco en llegar a aquella posada donde estaba, sin embargo fue mucho más rápido hacer que aquella mascota se levantara, jalo un poco de su cola señalando las llamas -No te quería tener que despertar Kuro, pero como puedes ver en este momento te necesito- le hizo entrega de un cubo abriendo la ventana para que comenzara a volar hacía donde estaba aquellas llamas, aquella mascota tal vez tardaría un poco por el peso del cubo lleno de agua, pero había que ser positivo, desde arriba podría abordar una mayor parte, algo más tranquila de que Kuro se estuviera encargando de tirar agua comenzó a ayudar a aquellos aldeanos.

Tal  vez aquel joven no lo había dicho de las mejor de las formas, pero tenía razón debía de intentar que se calmarán, ayudar en todo lo que le fuera posible, aquello era como un caos en proceso, luego ajustaría cuentas con aquel joven de cabellos rojos, pues incluso ella quería golpear a los que habían comenzado aquel incendio, tal vez era posible que en uno de aquellas tiradas de agua que efectuaba la mascota desde el cielo sobre las llamas, sin darse cuenta mojara a aquel joven, pero todo era por una buena causa, aunque el solo imaginarse a aquel mayor mojado le hacía comenzar a reírse en carcajada limpia, podía observar que los que estaban ayudando a que le fuego se mantuviera alejado estaban algo cansado, sedientos, se podía ver como por sus frentes bajaba una pequeña gota, sus labios se apretaron en aquel momento ofreciendo de beber a los que se veían más cansado mientras ella ocupada de su lugar, el enojo que sentía ayudaba bastante pues no parecía que su energía se fuera a agotar, con la simple  idea de golpear a aquellos que habían comenzado todo aquello, comenzaba a ir más rápido, a tirar el agua y hacer que por aquella zona poco a poco las llamas fueran desapareciendo, solo esperaba que Alex si los encontraba se los llevara para poder también plantear la situación, había tenido que ser ayudado y se había quedado totalmente inmóvil por las llamas en un árbol, de alguna forma tenía que descargar la frustración que esto le hacía sentir. -Vamos- sonrió un poco intentando animar a los que le pasaban los cubos de agua o los que como ella lanzaban directamente el agua.
avatar
Vanya Wolves
Rango E
Rango E

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 16/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Alex Zeik el Lun Sep 28, 2015 2:14 am

Tras unos pocos segundos de silencio e intriga, el escuchar los pasos de la chica alejarse me dieron la respuesta que necesitaba. Al parecer, y para mi sorpresa, había hecho caso a mi recomendación y se estaba yendo a un lugar donde fuera más útil entre tanto caos, dejándome solo de nuevo con mi labor de devorador de fuego- Menos mal… –susurre por dos razón, primeramente porque era lo mejor para ella no meterse tanto entre las llamas y el humo, y segundo porque bueno, podía hacer las cosas mucho más tranquilo sin estar siendo perseguido por una chica que ya de primeras no me había caído para nada bien. No festejaba porque hubiera ido, pero si me sentía bastante más relajado al estar solo el fuego y yo, sin ninguna preocupación más que comer y comer hasta que el incendio cesara.

Voltee un segundo hacía atrás para comprobar que la chica en verdad se había ido, y al ver que así era volví a mi tarea del día: Comer fuego- Quienes causaron esto no pueden estar muy lejos… –pensé mientras comenzaba a devorar las llamas que carcomían los troncos de varios árboles a mi alrededor. Sin poder evitarlo comencé a teorizar sobre quien o quienes pudieron haber hecho algo así, no tenía sentido que fuera algo organizado, a menos que…- Aquel gremio oscuro… –la noticia del ataque de miembros de un gremio oscuro a Oak tiempo atrás se había esparcido por gran parte de Fiore, llegando a las puertas de Sabertooth de la mano de la señorita Yukino. Según me había enterado, los magos que atacaron la ciudad utilizaba magia de fuego, y fueron rápidamente despachados por un miembro de Fairy Tail que los andaba buscando.- Un gremio oscuro buscando venganza… tiene sentido –era la idea que más sentido tenía de las que se me habían ocurrido hasta el momento, junto con la de que se trataban de simples idiotas con un pequeño lapsus de piromanía.

Las llamas seguían desapareciendo frente a mí, dirigiéndose rápidamente a mi boca para ser masticadas y tragadas a toda la velocidad que podía. Había devorado ya una gran cantidad de fuego, pero mis reservas no eran infinitas y en algún momento debía de soltar algo de magia para poder seguir comiendo el fuego que consumía el bosque. Hasta el momento no había llegado a ese límite, pero ya debía de ir pensando en una forma de gastar magia sin hacer que el incendio se volviera más grande. Definitivamente el lanzar un rugido o alguna técnica cualquiera estaba descartado, pues con el más mínimo error de cálculos podía terminas agravando muchísimo la situación que ya de por si era mala para el bosque. Termine de comerme las llamas que quedaban por esa zona y me sentí llegar al límite, necesitaba liberar magia si quería poder continuar ayudando a apagar el incendio- Buff, suerte que el fuego no engorda –dije a la nada mientras me palmeaba el estómago, soltando un largo suspiro al saber que ya estaba lleno pero que al bosque le quedaba al menos otro tercio de llamas que apagar- ¿Y ahora qué hago? –la mejor idea que se me ocurrió fue ir donde la gente del pueblo y ayudar con el asunto del agua, si no podía comer más llamas por unos minutos entonces aprovecharía ese tiempo ayudando al resto en lo que podía.

Encontrar la fila que habían armado desde el pueblo hasta la zona que aún se estaba quemando no fue muy difícil, guiándome por el sonido llegue en menos de unos pocos minutos, pero justo cuando estaba por acercarme a tomar los baldes que llevaba un hombre, para que este pudiera volver a buscar más, se escuchó una potente explosión proveniente de la zona que aún estaba en llamas. Sobresaltado, me apure a llegar a esa zona, corriendo a toda la velocidad que mis piernas me permitían. Cuando llegue, lo único que pude ver fue un grupo de cinco personas, todos con la peculiaridad de llevar unas garras metálicas de gran tamaño conectadas a tanques que llevaban en la espalda, todos con máscaras anti-gas puestas y ropa anti-fuego. Era fácil deducir que ellos eran quienes habían comenzado el incendio, el solo escuchar sus risas de diversión lo dejaba más que claro.

- ¡Jajajaja! ¡Arde condenado bosque! ¡Arde y llévate la ciudad de Oak contigo! –los gritos de quien parecía ser el líder del grupo de cinco eran uno de total locura y maldad, en verdad no les importaba nada lo que significaba el quemar el bosque y la ciudad, la cantidad de vidas de animales que se habían perdido y las de personas que peligraron.

- Tsk, veras cuando te ponga las manos enci… –un repentino y potente golpe en lado izquierdo de mi rostro me hizo callar, despegándome del suelo y enviándome varios metros por al aire hasta impactar contra el tronco de un árbol a mi derecho, el cual cedió por lo quemado que se encontraba ya. Al parecer no eran cinco, sino seis y el ultimo, al que no había detectado, si me había visto a mí y actuó rápido al percatarse de que intentaría atacar a sus compañeros, lanzándome una esfera de hierro macizo usando una de sus garras metálicas como cañón.

El golpe me había dejado medio tonto, tirado en el suelo junto al árbol caído.- Joder… -debía levantarme, lo sabía, pero tras recibir un golpe como ese la idea de levantarse estaba más que nada lejana a hacerse realidad. Tardaría al menos unos segundos en reaccionar, segundos en los que esperaba que nada malo pasara, pero siendo magos de un gremio oscuro con los que estaba tratando la cosa estaría bastante complicada.


avatar
Alex Zeik
Rango A
Rango A

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Vanya Wolves el Jue Oct 08, 2015 1:18 pm

Su cuerpo se movía de un lado  otro, sus cabellos rosados hacía que destacara entre todas las personas ayudando a apagar aquellas llamas, sobre sus manos llevaba uno de aquellos baldes lleno de agua intentando acercarse a aquel fuego y de esta apagar una pequeña porción de este con el líquido transparente del interior de aquel objeto, el calor le estaba comenzando a agobiar, le molestaba estar demasiado tiempo cerca del fuego, de las llamas, de aquel incendio, porque entre el humo que la asfixiaba impidiendo que pudiera respirar bien y aquellas prendas que lo único que hacían eran calentar más su cuerpo, se pegaban a este, haciendo que de su frente comenzara a bajar unas pequeñas gotas de sudor, toda aquella operación, aquel intento de hacer que las llamas desaparecieran era agotador, tenía que admitir que cuando había llegado a aquella ciudad no se había esperado todo aquello, solo tenía en la mente coger la carta que le indicaron y volver, pero la situación se había desarrollado de otra forma, sus orbes rosados se movieron dejando aquel balde a una persona para ir a buscar otro percatándose durante un instante de la presencia de aquel joven pelirrojo ¿Que estaba haciendo en aquel lugar? ¿No debería estar devorando las llamas desde el interior del bosque? ¿Acaso ya se había cansado de ayudar? Tendría que gritarle de nuevo para que volviera a "trabajar", sabía que no debía de dejar de ayudar pero no podía evitar enojarse con el mayor por aquello.

Sus orbes rodaron antes de dar un paso hacía aquel chico, pero tanto su cuerpo como vista se desviaron al escuchar aquella explosión, su cuerpo se quedo totalmente quieto, al parecer aquella persona que había empezado aquello aun quería seguir con el juego, la joven tenía la sensación de que era una sola persona, sus labios se apretaron antes de dejar que se escuchara un pequeño chasqueo de lengua, tendría que dejar la discusión con aquel joven para más adelante, no podía olvidarse de donde se encontraba y lo que tenía que hacer, su cabeza se movió en un instante llevando su mirada al pelirrojo para ver como comenzaba a correr hacía aquella explosión, ella no se quedaría atrás, también quería enfrentarse a aquella persona  pues le podían haber hecho daño, sin contar con las vidas de los animales. Primero se ocuparía de llevar un balde de agua más a los aldeanos pues se había ofrecido y no podía dejar a aquella persona por esto sus piernas se movieron con rapidez o por lo menos todo lo rapidez que podía, sus labios se apretaron al coger aquel balde entregando este a una de los hombres antes de salir corriendo tras aquel pelirrojo, sus orbes visualizaron todo el lugar moviendo su cabeza de un lado a otro, hasta escuchar voces cerca desde donde se encontraba ocultándose tras algunos árboles, había visto toda aquella acción, estaba a punto de agarrar al joven mayor, para que se diera cuenta de que estaba también en aquel lugar, se mordía el labio inferior con demasiada fuerza, no podía soportarlo, tener que ver como seguían quemando aquel lugar y además como se estaban divirtiendo por esto, los pondría en su sitio en aquel mismo instante, sin embargo no sentía el dolor por estar mordisqueando aquel labio, tal era la rabia que estaba aguantando en su interior, quería gritar pero la fuerza de aquellos seis parecía demasiado para su cuerpo.

Trago un poco de saliva, pues si aquel pelirrojo que estaba claro era aun más fuerte que ella lo habían mandado a volar con solo un golpe ¿que le podría pasar a ella? Su cuerpo era débil, no demasiado pero si que el daño que le haría a ella si le golpeaban sería mayor que el que había recibido el mayor, se paso un dedo por los labios en aquel momento, tenía que pensar ¿que iba a hacer? Tenía que levantar a aquel joven, tenía que ayudarlo, pero esa idea solo hacía que se enojara más, se toco el cabello un poco, le comenzaba incluso a doler la cabeza por lo rápido que tenía que pensar, estaba claro cual era la situación, cual era la única opción, se aseguro de que aquellas seis personas no se percataban de su presencia, sus pasos en aquel instante era lentos, mientras que sus orbes rosados se quedaban en el suelo, no quería volver a hacer ruido, con cuidado, no quería tampoco tardar demasiado, pues sabía que aquellas personas o más bien aquellos idiotas seguirían incendiando, creando más llamas con explosiones, cuando llego al lado de aquel joven de cabellos pelirrojos le dio un golpe con fuerza en el vientre agitando su mano tras esto dejando escapar un pequeño quejido mostrando su ceño fruncido quería gritar, pero el problema es que tenía que aguantarse con aquel enojo, se repetía una y otra vez que no debía de gritar, dejando que un pequeño suspiro alivio después de varias veces repitiendo aquello en su cabeza, consiguiendo tranquilizarse un poco - ¿Como puedes ser tan débil? -formulo aquella pregunta intentando molestar a aquel joven haciendo fuerza para que se levantara tosiendo un poco más por las cenizas que se habían levantado al ayudarle dándole una bofetada- vamos reacciona de una vez bueno supongo que me tendré que encargar yo de esos seis -movió su cabeza asegurándose de que no era demasiado grave el golpe.  
avatar
Vanya Wolves
Rango E
Rango E

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 16/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Alex Zeik el Vie Oct 09, 2015 3:16 am

El mundo me daba vueltas, pero no como cuando me subía a un vehículo, sino de una forma bastante más brusca. Aquel mareo no era por las náuseas típicas que me atacaban al montarme en cualquier cosa móvil, era por un golpe demasiado duro en una zona que definitivamente no debía ser golpeado de esa manera. Sentía un dolor punzante en el lado izquierdo de mi cabeza, en la cien para ser más exacto. Mis ojos se encontraban cerrados y mi mandíbula apretada, tratando de aguantar el agudo dolor que sentía y las palpitaciones que me reventaban la cabeza con cada segundo que pasaba. En verdad, había estado en peores, pero eso no reducía el dolor para nada- Joder... -fue lo único que logre decir al sentir como las puntadas lentamente iban menguando su intensidad, pero justo cuando pensé poder, al menos, levantarme de forma lenta del suelo, un golpe bastante fuerte a mi estómago me borro las esperanzas de moverme, seguido de unas palabras para nada amables dichas por una voz que no me costó para nada reconocer. Con ese tono de reproche no había que ser un genio para saber que se trataba de la misma chica de minutos antes, la cual, al parecer, se había acercado a mi al verme tirado en el suelo. Intento ayudar a que me levantara, pero no paso mucho cuando un repentino y leve dolor se hizo presente en mi mejilla, producto de una cachetada que recibí de parte de quien aparentemente venía a "ayudarme"- Oye en verdad, dime, ¿Acaso crees que sirve de algo que me golpees y me insultes así? -pregunte en un hilo de voz y con los ojos cerrados por el dolor del golpe que me había mandando al suelo en primer lugar, notando como la chica movía mi cabeza a un lado para ver la zona donde me había golpeado un segundo antes.

Llegados a ese punto ya no podía negarlo, estaba enojado, muy enojado. ¿Pero que se creía esa chica? ¿Que llegar y golpearme ayudaría en algo? ¿Que llamarme débil y alardear poder derrotar a aquellos seis magos oscuros cambiaba algo? - Te diré algo, Vanya -trate de llamar su atención para que se callara por unos segundos y dejara de molestarme con sus inservibles palabras, hablando en el tono justo para ser escuchado mientras me cubría la zona de los ojos con mi mano derecha, esperando que el mareo se fuera- Toda la vida he entrenado buscando ser más fuerte y poder con cuanto enemigo se me pusiera en frente. Me he esforzado mucho, realizando entrenamientos infernales y pasando horribles años de pruebas para hacerme digno de verme como alguien fuerte, no de los mejores, pero si lo suficiente como para poder valerme por mi mismo, sin la necesidad de que alguien más me esté protegiendo -el dolor poco a poco iba desapareciendo, dejándome abrir el ojo y enfocar el suelo de tierra cubierto de cenizas, como también a la razón de mi creciente rabia- Y ahora llegas tú, que apenas te sabes mi nombre, y me llamas débil... -toda la vida la había vivido conociendo perfectamente mis habilidades, sabiendo de sobra mis límites y cuando me encontraba ante alguien más fuerte o más débil que yo, pero nunca, nunca, llame a alguien de aquella manera sin que se lo mereciera- ¿Quién te crees que eres para llamarme así? -el mareo había desaparecido así que pude, de forma lenta, levantarme por mi mismo del suelo. Me pare a un lado de la pelirosa, mirando en la dirección en la que los magos se encontraban aún, muy distraídos quemando el bosque y sin prestar atención alguna a las personas del pueblo que los miraban impotentes ante tal destrucción. Sus risas se escuchaban por todos lados, esas risas llenas de malicia.

- Quizás yo sea débil, pero al menos trato de ayudar y hacer lo que pueda con mi poca fuerza. Dime ¿Qué tanto has hecho desde que llegaste? ¿Cuánto tiempo te hubieras quedado siguiéndome si no te decía que eras de más ayuda con el resto de personas del pueblo? ¿Crees que tus golpes me ayudaron a levantarme? Si dices poder derrotar a esos seis entonces ve y hazlo antes de que hagan más daño al bosque -chasquee la lengua y en un segundo las llamas cubrieron mi cuerpo entero, llamas negras que generaban un calor mucho más abrumador que las normales, las cuales lentamente se fueron concentrando en mis manos- Pero si no quieres hacerlo, entonces simplemente no molestes a este débil que busca al menos intentarlo -no dije nada más, en verdad hablar con ella parecía no tener ningún efecto ni provecho, así que decidí dejar de perder el tiempo en un sinsentido como ese y concentrarme en lo que debía hacer.

Las llamas que cubrían mis brazos fueron aumentando en intensidad, moldeándose lentamente en la forma de cabezas de dragón en cada una de mis manos. Era una técnica que apenas había pulido, pero de la que me podía fiar en los combates cuerpo a cuerpo. Di dos pasos al frente, alejándome un poco de la chica antes de generar una pequeña explosión bajo mi pie en el tercer paso, usándola de impulso para salir disparado directamente hacía el grupo de magos oscuros, específicamente hacía aquel que me había lanzado el proyectil de hierro y que ya se encontraba junto al resto, ayudando con la incineración de los arboles- ¡Oye tú! -grite para llamar su atención, logrando que volteara en el momento justo para conectarle un puñetazo con mi diestra. Las fauces de la cabeza de dragón se cerraron al momento de hacer contacto con el rostro del sujeto, generando una explosión que lo mando varios metros por el aire antes de chocarse contra uno de los pocos árboles que aún no habían quemado, quedando incrustado en este. Yo quede parado en el lugar que antes ocupaba el mago recién sacado de juego, siendo observado por los cincos restantes mientras en mi puño izquierdo aún había una cabeza de dragón con las fauces abiertas, lista para borrarle el rostro a uno de esos cinco- Aquí los espero... -me pare perfilado hacía ellos, extendiendo mis brazos a los costados con los puños cerrados y aún cubierto por llamas negras. Debía de hacer las cosas bien, eran cinco contra uno, las cosas no serían para nada fáciles.

Técnica utilizada:
► Nombre de la técnica: Mordisco del dragón del purgatorio (Renryū no Hitokuchi)
► Descripción: Hechizo de corta y mediana distancia el cual, al utilizarlo, los antebrazos y puños del usuario se cubren de llamas negras de gran intensidad, las cuales toman la forma de la cabeza de un dragón de ojos rojos con la mandíbula abierta. El ataque se puede efectuar de dos maneras: La primera, golpeando al rival directamente, momento en el cual la mandíbula de la cabeza de dragón se cierra y genera una poderosa explosión que causa daños medios y quemaduras en el objetivo; y la segunda, en la cual el usuario lanza el puñetazo al aire y las llamas se despegan de su brazo, viajando a gran velocidad contra su objetivo, manteniendo la forma de la cabeza de un dragón y dejando una estela de fuego detrás. Al impactar generan el mismo efecto que al ser utilizadas en cuerpo a cuerpo.
► Limitaciones: Al activar esta técnica se pueden efectuar dos golpes/disparos, uno por cada brazo, y la misma no necesita ser lanzada de inmediato, sino que se puede esperar al menos un turno con la técnica activada pero sin utilizarla. Luego de este turno las llamas desaparecen. Requiere de dos turnos de recarga antes de volver a utilizarse.
► Activa/Pasiva: Activa


avatar
Alex Zeik
Rango A
Rango A

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Vanya Wolves el Mar Oct 13, 2015 6:26 pm

Podía escuchar las quejas de aquel joven de cabellos pelirrojos, pero ¿Que es lo que estaba haciendo aquel chico? ¿Que era lo que había logrado con enojarlo? Exacto que se levantara más rápido, Vanya no era tonta y menos en una situación como aquella, lo había pensado todo a la perfección, las quejas que tenía hacía su persona ninguna le molestaba pues aunque el joven no lo quisiera admitir le había ayudado a aclararse antes, es decir que si no hubiera estado allí intentando molestar a este joven hubieran tardado más en poder levantarse y luchar, una pequeña sonrisa se creo en su rostro cuando no la estaba viendo, podía soportar todo aquello que le había dicho pues era cierto que si no le hubiera comentado que ayudara en la ciudad seguiría corriendo tras él, es más si no se lo hubiera encontrado en el bosque era cierto en aquellos momentos estaría mal herida o peor hubiera acabado incinerada, una muerte realmente dolorosa, así que por una vez aquella joven de cabellos rosados no se enojo con una persona, pues sabía que todo lo que le reclamaba era cierto, tenía toda, la razón, ni siquiera movió los labios, pero había disfrutado bastante al poderle golpear al menos un poco pues la había tranquilizado bastante el enojo que había logrado acumular, ella no se iba a quedar quieta en aquel lugar, sin hacer nada, ¿quería ver de que era capaz? Pues eso es lo que vería, no pretendía dejar solo a aquel joven, aun cuando no sabía su nombre, pues tenía una deuda pendiente con este desde que la salvo de las llamas.

Saco de entre sus prendas las llaves, pues con estás era la única forma  de poder ayudar a aquel joven, lo que hizo que frunciera el ceño, fue ver como golpeaba a uno de aquellos magos, había destruido uno de los árboles que intentaban salvar, apretó entre sus dedos las llaves plateadas que tenía gruñendo un poco antes de volver su mirada a estas, revisando estás, asegurándose de cual era la que cogía, no se podía creer que después de todas aquellas quejas rompiera uno de aquellos problemas ¿Cual era el problema del peli rojo? - inútil- susurro para si misma sacando una de aquellas llaves plateadas, lanzando esta para que comience a girar agarrando esta haciendo una "v" con la llave antes de colocar esta contra su pecho como si le quisiera dar su calor corporal a la llave besando estás antes de mover su cadera con suavidad- Pido que te abras- alzo un poco la voz antes de girar la llave como si estuviera abriendo una puerta apareciendo un símbolo grande antes aparecer aquella joven de piel morada, con el arco a su espalda mirando de un lado antes de inclinarse un poco al ver a aquella pelirosa al frente suya subiéndose en cuestión de segundos sobre uno de aquellos árboles divisando a los cinco magos que quedaban restantes- Alpha Bootis has lo mismo de siempre -susurro antes de señalar al que estaba más cerca de aquel pelirrojo mientras aquel espíritu comienza a apuntar, esperando unos cuantos minutos cuando tiene la flecha ajustada asegurándose de que le esta apuntando al pecho para al soltar la flecha acabar esta en el brazo de aquellos que estaba más cerca de aquel joven pelirrojo respirando un par de veces para tranquilizarse antes de sacar otra flecha apuntando al siguiente que se encuentra cerca de aquel joven guiñando el ojo esta, de aquella forma al menos les costaría un poco más moverse y serían algo más débil, no demasiado pero estaba ayudando en lo que podía.

Aun cuando dejaba que aquel espíritu hiciera todo lo que estuviera a mano y no podía alejarse demasiado de esta quería ayudar en algo más, sentía que aquello que intentaba hacer no era suficiente, es decir, las llamas seguían consumiendo aquella vegetación y tampoco podía enfrentarse cara a cara con uno de aquellos magos porque sabía que era más débil que estos, no tenía del todo mejorada la lucha de cuerpo a cuerpo, lo sabía bastante bien lo único que podía hacer aunque no quisiera admitir esto era quedarse contra algún árbol intentando soportar el humo que se introducía en sus pulmones, aquellos que no la dejaba respirar bien, solo con jadeos fuertes casi escuchándose el lugar donde se encontraba, tocio un poco más antes de mover su cabeza de un lado a otro mientras que su mano cubría su nariz y boca para que no entrara demasiado de aquel humo, intentando respirar lo menos posible o se desmayaría en cuestión de segundos, se sentía algo cansada por todo aquello y todo había empezado con una maldita carta, la cual tenía que admitir que le estaban entrando ganas de romper a pedazos, en aquel instante aquel espíritu de cabellos azules lanzo la segunda flecha, clavándose esta en la pierna de uno de aquellos magos preparando en su arco otra flecha parpadeando un par de veces intentando aclarar su vista antes de dejar la mirada en el mismo mago, sacando pecho comenzando a apuntar dejando que se escucharan un poco los jadeos, siendo su visión nublada por el humo y las llamas, lo que solo hacía que tardara bastante más en lanzar una de aquellas flechas. - Supongo que yo soy más débil ya que esto es lo único que puedo hacer- susurro para si misma apartando la mirada con aun el ceño fruncido, sabiendo que la única que había escuchado aquella confesión había sido Alpha Bootis.
Técnica útilizada:
► Nombre de la Técnica : Llave de plata; Alpha Bootis
► Descripción: Se trata de un Espíritu Celestial bastante impactante a la hora de ver su físico, pues parece un ser de otro mundo, comenzando por su color de piel que es el lo primero que te fijas al ver a este ser, es de un color rosado intenso, que hace daño  los ojos al verlo demasiado tiempo, sus orejas largas y puntiagudas son lo siguiente en lo que te fijas cabello largo y recogido con una trenza de color azul, sus orbes son totalmente blancos pero estos hace que tenga una puntería sublime, usa magia de objetos que esta centrada en su  arco y flechas, este solo se puede usar a larga distancia, sus flechas pueden cambiar, no solo usa flechas normales, también tiene flechas de fuego, hielo, viento, electricidad o sueño, aunque puede usar estás solo las puede usar según los lugares en los que se encuentre, las flechas de fuego solo las puede usar cuando este en un lugar donde haga mucho calor, las flechas de hielo en los lugares con bajas temperaturas, las flechas de viento si hace mucho viento cerca de donde se encuentra, para poder usar las flechas de electricidad tiene que darse una descarga  y para las de sueño debe haber estado antes un día sin dormir.
► Limitaciones: En el momento que le quiten el arco esta totalmente desprotegida porque no es bueno en el cuerpo a cuerpo, en el momento que esta sin dormir o se a dado una descarga es un momento en el que puede fallar en alcanzar su objetivo, solo podrá usar flechas normales hasta que Vanya llegue a un nivel rango A o S para usar los cambios de flecha, dado el bajo rango de la chica tarda en apuntar con la flecha, al igual que tiene limite de tiempo, según vaya aumentando de rango será más rápida a la hora de usar las flechas y durara más.
Rango E: Duración: 2 post, se recarga en 3 post, su precisión en este rango es bastante mala así que su daño es bajo, suele dar en los brazos o piernas en este rango.
Rango D: Duración: 3 post, se recarga en 3 post, aunque su precisión a aumentando sigue apuntando a los brazos y piernas, su daño es bajo.
Rango C: Duración: 4 post, se recarga en 4 post, su daño es medio, en este rango es un poco más rápida a la hora de colocar las flechas y apuntar.
Rango B: Duración: 5 post, se recarga en 5 post, su daño sigue siendo medio, lo único que aumenta es su rapidez y precisión.
Rango A: Duración: 6 post, se recarga en 6 post, daño medio, apunta al pecho intentando alcanzar el corazón aunque no lo consigue.
Rango S: Duración: 7 post, se recarga en 7 post, daño alto, en este rango es difícil ver a la joven o sus flechas, apunta a los lugares más sensibles, como el cuello, rodillas, hombros etc, es más precisa y ágil.
Rango SS: Duración 10 post, se recarga en 10 post, daño alto, en este rango si velocidad es tal que no se ve como mueven las manos además de que con solo mirar a su objetivo es capaz de alcanzar a este.
► Activa/Pasiva: Activa
avatar
Vanya Wolves
Rango E
Rango E

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 16/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Alex Zeik el Dom Oct 18, 2015 2:39 am

Parado frente a otros cinco magos, perfilado hacía ellos con el brazo izquierdo al frente, cubierto por llamas negras y con una concentración de estas en el puño, formando una cabeza de dragón con ojos rojos con las fauces abiertas. El silencio reino por unos segundos, no se escuchaba más que el sonido de las llamas consumiendo la vegetación del bosque. La vista del joven iba posándose en cada uno de los contrincantes que tenía en frente, observando cada uno de sus movimientos. Se los veía inseguros y sorprendidos, al parecer no estaba en sus planes que hubiera un mago por la zona que pudiera hacerles frente. El tiempo seguía corriendo y nadie hacía un movimiento, al parecer ninguno de los cinco quería dar el primer paso contra el pelirrojo. Él por su lado tampoco tenía pensado adelantarse, estando en desventaja numérica no era lo más recomendable. Ya parecía que al final nadie se movería cuando algo rompió aquella tensión. El sonido de una flecha cortando el aire atrajo la atención del mago de Sabertooth, haciéndolo mirar por un segundo a un lado, observando en el momento justo cuando el proyectil se incrusto en el brazo izquierdo del mago que se encontraba más cerca de él. No quiso preguntarse de donde había venido, solo aprovecho la oportunidad que había aparecido con esa flecha.

Se acercó a paso rápido y, generando una pequeña explosión bajo sus pies, se impulsó contra aquel que se encontraba quejándose de la flecha clavada en su brazo-
¡No te distraigas! -apoyo la palma de la mano izquierda sobre el rostro del mago oscuro, empujándolo hacía atrás y haciéndolo tropezar con su pie para que cayera de espalda al suelo. Al hacerlo, golpeo su cabeza contra el suelo antes de que las fauces de fuego se cerraran sobre la cabeza del sujeto, generando una explosión bastante grande. La ceniza que se levantó por esta tardo unos segundos en despejarse, mostrando el inconsciente de aquel mago, con serías quemaduras por todos lados. No era posible saber si estaba vivo a muerto a menos que alguien se acercara a comprobarlo, idea que no parecía ser la favorita por los compañeros del inconsciente mago.

El resto del grupo, los restante cuatro magos, se quedaron parados al ver como su compañero era eliminado de un simple golpe. El segundo en caer de esa forma. Mientras, Alex se levantaba al haber dejado una rodilla apoyada en el suelo al momento de impactar su palma contra el rostro de su recién eliminado contrincante. Su atención se pasó por un segundo a la mujer de piel morada que se encontraba asentada sobre la rama de un árbol, el mismo árbol en el cual Vanya estaba apoyada. Encontrarlo fue fácil al haber reconocido la dirección por la que venía la flecha, además de que con su color de piel tan curioso no era muy difícil de ver- ¿De dónde salió? -esas preguntas llegaron tan rápido a su mente como se fueron, pues no era momento de pensar en ello. Estaba de su lado, era lo único que necesitaba saber. Aunque había otra cosa que lo estaba preocupando, fuera del combate y la aparición de esa curiosa mujer con arco: Vanya. Según pudo notar al mirar por un segundo en su dirección, en verdad estaba siendo muy afectada por el humo del ambiente. Si no terminaba con eso rápido, se notaba que no tardaría mucho en desmayarse- Mierda... -aunque lo hubiera molestado, eso no quitaba el hecho de que ella no era una mala persona ni mucho menos, no podía dejar que saliera lastimada o con secuelas del combate en ese bosque en llamas-
No tengo tiempo para esto -susurro mientras volvía a mirar a sus contrincantes, momento en el cual una segunda flecha apareció, incrustándose en la pierna de uno de ellos. Los brazos del joven se cargaron de llamas, al igual que sus piernas hasta las rodillas. Estas tomaron la forma de garras en ambos casos, aumentando el alcance de sus golpes además del daño que podían generar los mismos. La pupila del ojo visible del joven se cortó verticalmente, señal clara de que en verdad estaba enojado. Iba a terminar con todo eso, y rápido- ¡Adelante, escorias! -aquel grito resonó en los oídos de sus contrincante, para un segundo después estos vieran como el muchacho se acercaba de un salto a aquel que fue herido en la pierna y de un rodillazo al estómago lo dejaba fuera de combate, encarando rápidamente al resto de magos que, asustados, lanzaron aquellos proyectiles de hierro contra este. No obstante, por el poco tiempo que tuvieron para apuntar, estos no impactaron en el pelirrojo, sino que siguieron de largo, directo hacía el árbol en el que se encontraba Vanya.

Técnicas utilizada:
► Nombre de la técnica: Garras del dragón del purgatorio (Renryū no Tsume)
► Descripción: Hechizo de combate cuerpo a cuerpo mediante el cual el usuario cubre sus brazos y piernas hasta las rodillas en llamas negras, las cuales toman la forma de garras de dragón, aumentando levemente el alcance de los golpes y   tremendamente el daño de impacto de puñetazos, codazos y patadas, además de, obviamente, causar graves quemaduras en el objetivo y generar una pequeña explosión al contacto.
► Limitaciones: Puede usarse hasta dos turnos consecutivos, requiere uno de recarga.
► Activa/Pasiva: activa


avatar
Alex Zeik
Rango A
Rango A

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Vanya Wolves el Mar Oct 20, 2015 1:49 pm

La joven alzo la mano como queriendo saludar al joven contrario, pues sabía que le había visto bajo aquel árbol, dejando ver en su semblante un rostro de asfixia, no solo estaba siendo afectada por el humo, cuando aquellos espíritus eran invocados desde las diferentes puestas lograba que no tuviera más energía en aquel momento solo podía intentar que el humo no le llenara demasiado rápido los pulmones, intentando señalar aun a aquellos magos que faltaban, tenía que acabar cuanto antes con aquello, de esa forma podría salir del bosque, seguir ayudando a apagar las llamas, se estaba desmayando, lo podía sentir, como su cuerpo poco a poco estaba cayendo en la oscuridad de la cual no podría despertar si se dormía en aquel bosque, el polvo, el humo, su brazo se levantaba de forma menos decidida, señalando a otro de aquellos magos, dejando que el espíritu comenzara a coger aire, respiraba de forma lenta, como si quisiera dejar de hacer eso que tanto necesitaba, sus labios se apretaron en aquel instante, pues tanto aquel espíritu que estaba a punto de lanzar una de sus flechas contra los magos como la joven de cabellos rosados sabían que su tiempo estaba a punto de acabar, tal vez incluso antes podría ser que aquella joven acabara en el suelo - Adelante- susurro antes de ver como lanzaba aquella flecha, clavándose esta en otro de los magos, dejando que la sangre saliera de su persona, le había dado justo en la muñeca, no podría usar aquella mano de nuevo, solo necesitaba que aquel pelirrojo siguiera haciendo el trabajo de dejarlos fuera de combate, tal vez la pelirosa no podía pensar bien por el humo que ya había gobernado gran parte de sus pulmones, pero le daba la sensación de que eran unos buenos compañeros, era incluso posible que le pidiera hacer un equipo los dos juntos, ella se encargaría de protegerle desde atrás con aquella joven de las flechas, mientras que aquel muchacho de un solo ojo visible se encargaba de noquear a los enemigos.

Sin lugar a dudas debía de ser que estaba demasiado cansada y su cerebro no podía reaccionar bien, estaba admitiendo algo por primera vez, tal vez no lo hacía de forma que todos pudieran escucharla, pero lo estaba haciendo, dejo aun la mano señalando al que había sido herido observando como la sangre aun bajaba por el brazo del foráneo llenando toda aquella extremidad de aquel color carmín el cual se iba oscureciendo cada vez más, dejando que se volviera negra por la parte que primero había salido, mientras que una capa del color totalmente carmín envolvía aquella oscuridad, dejando una profundidad mayor, lo lógico en aquel momento de la sangre que aquel mago había perdido es que se moviera de forma más lenta, como si estuviera mareado, de la misma forma en la que se sentía aquella muchacha por el humo en sus pulmones, ya no podía respirar, le faltaba el aire, iba a caer, lo estaba notando como su cuerpo se dejaba dominar, se decía que las personas no se daban cuenta de cuando se desmayaban, pero aquella joven de cabellos rosados lo estaba notando a la perfección, como se quedaba sin aire, la falta de respiración ¿Iba a acabar así? El espíritu solo seguía las ordenes de la mano de aquella menor, la cual si seguía en dirección a aquel que ya estaba herido volvería a herir, esta vez apunto a su pecho, aun sabiendo que no le iba a dar a este, dejando soltar la flecha por la sorpresa de ver como un proyectil iba en su dirección a aquel árbol en el que estaba oculta, esta flecha al menos se había clavado en la pierna de aquel mago antes de saltar a un árbol cercano comenzando a apuntar al mago que no tenía ni un solo arañazo, la de cabellos rosados se logro mover, aunque sus pasos eran lentos, fue por pura suerte que hubiera esquivado aquel proyectil que casi logra que se desmayara antes de tiempo.

Iba arrastrando las piernas, dejando aquel barrido de las cenizas con sus pies como señal para el pelirrojo de donde se encontraba, su cuerpo se movió con lentitud antes de caer al suelo con los ojos cerrados, en un sueño del que no parecía que fuera a despertar, el humo ya había ganado aquel juego, estaba desde un principio claro que era quien ganaría, solo a ella se le podía ocurrir quedarse en un lugar rodeado de humo, por supuesto junto aquel desmayo el espíritu desapareció, las llamas volvían a rodearla, no estaba en peligro de ser quemada, pero si que era peligroso que durmiera en aquel lugar, pues al estar rodeada de llamas el humo la comenzaba a asfixiar de forma más rápida, necesitaba ayuda en aquel momento, pues si salía de aquel bosque justo en aquellos instantes no acabaría muerta, al llegar al gremio la obligarían a permanecer en cama un gran tiempo, sin saber nada de las misiones por lo que había atentado contra su propia persona, sin embargo allí estaba sin poder hacer nada dormida en el suelo lleno de cenizas, sus prendas se volvían mas opacadas por aquellas cenizas, se volvían cada vez menos coloridas gracias a aquel oscuro del que todo el bosque se impregnaba, ni siquiera en aquel instante que estaba en el suelo se daba cuenta de que estaba respirando solo humo, tampoco de que estaba siendo escondida por las llamas y las cenizas, tal vez solo debería de haber ignorado todo, las llamas, debería haber vuelto aquella misma noche al gremio, para entregar la carta, aunque este no era el estilo de la joven, no se hubiera sentido bien consigo misma si hubiera dejado que las llama consumieran aquel bosque, que se llevaran más vidas.
avatar
Vanya Wolves
Rango E
Rango E

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 16/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Alex Zeik el Miér Oct 21, 2015 6:24 pm

Los proyectiles de hierro pasaron a un lado de su objetivo principal, sin siquiera rosar a este, terminando por impactar en la zona cercana a la maga celestial que estaba ayudando al joven pelirrojo, momento en el cual los magos oscuros recién se percataron de su presencia en ese lugar. Dos de ellos pasaron de ella, pues a sus ojos el joven frente a ellos era un problema mucho más grande al cual prestar atención, pero uno de ellos, el aparente líder del grupo, fue más inteligente y vio en la joven pelirosa su llave para escapar de allí. Ese sujeto no era tonto, supo desde la llegada del pelirrojo que no podrían con él tan fácilmente, una vez se vio con la mitad de sus hombres derrotados la idea de la derrota se le plasmo en la mente y comenzó a buscar la forma de no terminar siendo encarcelado, o asesinado en el peor de los casos, y esa muchacha, a sus ojos, era la opción perfecta.

Los pasos del joven mago de Sabertooth fueron demasiado rápidos como para que alguno de sus objetivos llegaran a reaccionar, tomando a los dos enemigos ya heridos por las flechas de aquel ser con arco que parecía estarlo ayudando. Sujeto a ambos por sus muñecas, cubiertas por aquel guantelete con garras de hierro, sacándoles un gruñido de dolor bastante sonoro al estar calentando a la vez con el fuego que cubría sus manos aquel material, quemando la piel de los sujetos consecuencia. Afirmo sus pies en el suelo y, girando sobre sí mismo, se impulsó con la suficiente fuerza como para lanzar a ambos sujetos por los aires en una dirección en la que no había árboles por los cuales tener cuidado-
Renryū no... -con las manos ya libres y mirando en la dirección en la cual los había lanzado, el joven pelirrojo tomo una larga bocanada de aire, absorbiendo una gran cantidad de las llamas que consumían el bosque a la vez, amoldandolas con su magia hasta convertirlo en llamas negras- ...Hōkō!! -las cuales fueron disparadas al este abrir la boca y soltar un potente rugido, generando un haz de fuego negro que se precipito con gran fuerza contra sus enemigos. Las llamas los golpearon de lleno, impulsándolos a recorrer un tramo mucho más largo por el aire antes de tocar suelo, enterrándose en el mismo al final de su trayecto, con quemaduras graves por todo su cuerpo.

Con dos enemigo menos, ya solo quedaba uno por eliminar antes de poder irse de aquel bosque, pero este no era tan idiota como para querer un enfrentamiento directo cuando no pudieron siendo seis en un principio. Mientras el joven despachaba a sus dos últimos compañeros, el líder del grupo se apresuró a correr en la dirección en la que había visto arrastrarse a la muchacha para esquivar el proyectil de hierro. Para él estaba claro que la única posibilidad de salir de allí sin estar medio muerta era tomarla como rehén. Una sonrisa llena de malicia se formaba en su rostro al ir acercándose a la zona por donde se encontraba la muchacha, cubriéndose con sus garras para evitar ser golpeado por aquellas fechas que parecían aparecer de la nada, pero justo cuando estaba por llegar escucho las que serían las últimas palabras antes de quedar completamente inconsciente-
Kuronojūjika... -y de repente, dos cruces de fuego que se acercaban a él a una enorme velocidad lo impactaron en la espalda, generando pequeñas explosiones que lo hicieron trastabillar y caer hacia adelante. Cuando quiso levantarse, un puñetazo sobre la nuca lo volvió a hundir en el suelo, dejándolo completamente fuera de juego

-
No se le da la espalda a un contrincante, eso es un insulto -susurro Alex, parado detrás del cuerpo inconsciente de aquel ultimo mago que quedaba en pie. Ya la amenaza estaba eliminada, y con la ausencia de aquellos idiotas alimentando las llamas el bosque no tardaría mucho en ser apagado por la gente del pueblo, la preocupación del muchacho en ese momento era otra- ¡Vanya! -llamo, mirando alrededor en busca de la muchacha de cabello rosa. Al percatarse de aquel camino de cenizas removidas no tardo nada en seguirlo, encontrándose con la joven pelirosa completamente inconsciente, recostada sobre un colchón de tierra negra- No puede ser... -le joven mago se apresuró a devorar todas las llamas que se encontraban rondeando a la chica, acercándose para tomarla en brazos y salir corriendo de allí, rumbo al pueblo. Debía llevarla a que fuera atendida, respirar tanto humo era algo muy serio que podía tener consecuencias fatales- Rápido... ¡Rápido! -no se lo pensó mucho, era de noche, podía hacerlo. Se propulso con una explosión de fuego bajo sus pies y mientras estaba en el aire, de su espalda, brotaron dos grandes alas cubiertas de escamas negras, las cuales destrozaron su ropa al emerger, dejándolo con el torso al descubierto- Hospital, hospital... -susurraba mientras rondaba el cielo sobre la ciudad, camuflado por la oscuridad de la noche- ¡Hospital! -con el edificio ya localizado, el muchacho prácticamente se lanzó en picada contra este, aterrizando en la terraza para luego bajar por las escaleras con la chica en brazos, buscando un lugar donde la pudieran atender.

Técnicas utilizadas:
► Nombre de la Técnica: Rugido del dragón del purgatorio (Renryū no Hōkō)
► Descripción: Hechizo de mediana y larga distancia. Primero el usuario inhala, formando en sus pulmones una gran cantidad de llamas negras, y luego las libera en la dirección contraria, creando una gran bola de fuego negro, provocando una gran explosión que causa graves daños y quemaduras a sus enemigos. Se puede usar de dos formas: Una más "controlada", en la que el usuario prácticamente "sopla" el fuego, formando una línea delgada de llamas negras. De esta forma el ataque se centra en un punto más pequeño y gana intensidad; y la otra, más "Bruta", en la cual el ataque es un rugido en todo sentido, el usuario literalmente ruge y libera un haz de llamas mucho más grande y de más alcance, generando una gran explosión al impactar
► Limitaciones: Se puede utilizar por dos turnos consecutivos y requiere de uno para recargarse.
► Activa/Pasiva: Activa

► Nombre de la técnica: Cruz negra del dragón del purgatorio (Renryū no Kuronojūjika)
► Descripción: Hechizo de mediana y larga distancia. El usuario concentra una gran cantidad de llamas en sus manos, la cuales van tomando la forma de dos cruces de ocho puntas que comienzan a girar violentamente delante de sus palmas. Estas cruces de fuego pueden ser lanzadas a enemigos a distancias medianas y largas, ya que se desplazan a una velocidad increíble y al impactar generan una explosión que puede causar daños leves y quemaduras en quien la reciba.
► Limitaciones: Solo se pueden efectuar dos lanzamientos, uno por mano. Requiere de dos turnos de recarga antes de volver a utilizarse.
► Activa/Pasiva: Activa


avatar
Alex Zeik
Rango A
Rango A

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Vanya Wolves el Lun Nov 02, 2015 1:12 am

Solo podía sentir las cosas que pasaban a su alrededor, no podía notar su cuerpo, sus orbes se movían de vez en cuando escuchando una voz conocida, alguien la estaba llamando ¿Pero quien era esta persona? ¿Que había pronunciado su nombre? No lo sabía, no podía pensar, le costaba respirar, ni siquiera en aquel momento podía sentir el humo, ni las llamas que la habían rodeado, cuando habría los ojos solo lograba ver sombras, que se movían de forma bastante extraña, no solo estás estaban borrosas sino que además cada vez que hacía un movimiento al hacer este veía como se quedaba una sombra menos densa recreando el mismo movimiento, tal vez a causa del humo que tenía en el cerebro, su cuerpo se movía aunque no a causa de ella, la estaban moviendo, en aquel instante sus orbes se cerraron no sabría decir durante cuanto tiempo pero cuando los volvió a abrir solo veía el rostro de aquel joven pelirrojo, el parche y unas grandes alas negras en su espalda, tal vez no podía ver demasiado bien pero se percato de lo hermosa que eran aquellas alas, al igual de lo grande que estás eran, como si quisieran protegerla, se sentía bien, aun cuando notaba que estaba en las alturas, no estaba alterada ni un ápice por esto y tampoco sentía miedo es más por una vez las alturas le estaban gustando, tal vez solo porque no podía pensar, sus labios se apretaron un poco buscando decir alguna palabra aquel joven, en aquellos momentos cierto era que no podía pensar bien, pero esto lograba que mostrara una parte de su personalidad que pocas personas podrían ver -g.......gr........gra.......tú......gracias- logro pronunciar con dificultad sintiendo como en cuestión de segundos la quitaban de aquellos fuertes brazos acomodando a esta joven en una camilla.

Podía ver las luces pasar, tan rápido que estaban yendo, no sabía a donde la estaban llevando pero solo escucho en sonido de dos puertas abriéndose de golpe antes de quedarse dormida, cuando despertó se encontraba en una camilla, el sonido de un aparato que controlaba su pulso la había despertado, un vip constante, con lo que parecía que si se enojaba lo notaría a través de este objeto, sus cuerpo se movió un poco antes de terminar de abrir los ojos por completo llevando una mano a su cabeza algo confundida, lo primero que hizo fue buscar sus llaves, pues eso para la joven de cabellos rosados era lo más importante, para divisar que estás se encontraban en la mesa que tenía al lado, en cuestión de segundos se llevo estas al pecho dejando que este tuviera una respiración más tranquila, de aquella forma, pues ciertamente la joven de orbes color fresa no era nada sin aquellas llaves, no era demasiado fuerte como para enfrentarse a los demás cara a cara, además de que por su personalidad aquellas llaves, los espíritus que se encontraban tras ellas, eran los únicos compañeros que había logrado obtener, aun cuando incluso ella sabía que no era una de las chicas más dulces y adorables del mundo, después de estar un buen rato abrazando aquellas llaves las cuales no le hablaban comenzó  ver la habitación en la que se encontrara, tenía en su nariz un tubo el cual le ayudaba a respirar, la verdad es que se encontraron mucho mejor, seguramente el médico que la atendió se dio cuenta de la cantidad de humo que había logrado respirar y al instante le puso aquella respiración asistida, un poco de oxígeno, esperaba que no hubiera ninguna secuela de haber respirado tanto, parecía que para ella incluso era un juego de tanto tiempo que había logrado estar en el bosque, sin embargo no pudo evitar mostrar una leve sonrisa en su rostro.

Pues estaba muy contenta de pensar que habían logrado darle su merecido a los magos que habían llenado de fuego aquella ciudad, dejo caer su cuerpo cerrando los ojos antes de darse cuenta que aquel joven de cabellos rojizos como las llamas se encontraba a su lado dejando ver un leve fruncido en su rostro, pues recordaba perfectamente que había sido ayudada por aquella persona, lo que significaba que ahora tendría que devolverle el favor, ya le había ayudado con los magos por la ayuda que había recibido en el bosque, pero parecía a aquel demonio no podía estar tranquilo sin salvar su vida, esta vez no iba a negar que estaba realmente necesitada de ayuda pero seguía sin gustarle la idea de volver a ser ayudada por aquel idiota, exacto, era un idiota por pensar que lo iba a dejar solo contra los seis magos -¿Que haces aun aquí? ¿Acaso no tienes un gremio al que volver? -formulo aquellas preguntas antes de bajar la cabeza un poco aun con los ojos cerrados apretando con fuerza las llaves para volver a dejar salir las palabras de entre sus labios apartando la mirada intentando ocultar el leve color rojo que se había creado en sus pómulos- oye.... te debo una, cualquier cosa que necesites o cualquier cosa que te pase puedes llamarme, Alex -se toca la cabeza varias veces dejando escapar un pequeño suspiro de alivio antes de intentar descansar un poco más antes de emprender su camino de vuelta al gremio, aunque esperaba que a la joven que la envió por aquel mensaje no le importara que la carta ahora tuviera un leve color ceniza de tanto tiempo que había pasado con esta en aquel bosque- supongo que tal vez, es posible nos volvamos a ver, aunque ojala no pase eso -se queja un poco antes de quedar totalmente calmada.
avatar
Vanya Wolves
Rango E
Rango E

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 16/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Incendio forestal [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.